Se ve una luz al final del túnel. Tras varias reuniones entre el Ministerio de Transporte y la Unión Temporal Segundo Centenario, se llegó a un principio de acuerdo para terminar las obras del túnel de la Línea que ya cumple 10 años de construcción.

La Ministra de Transporte, Natalia Abello Vives, afirmó que “esto demuestra la voluntad y el compromiso del gobierno, que ha llegado a un principio de acuerdo para terminar el proyecto que incluye las obras a cielo abierto, túneles y viaductos en el tramo del Quindío-Tolima, para un total de 27 kilómetros”.

La Ministra manifestó que “este es un acto de voluntades, que incluye unos compromisos que permiten reiniciar las obras y acelerar el proyecto, con la garantía de los recursos para ello. Las obras deben estar terminadas el 30 de noviembre del año 2016, es decir en el plazo del contrato inicial”.

Según el vicepresidente, Germán Vargas Lleras, se pactaron 20 metas las cuales el contratista debe entregar para cumplir el plazo establecido. El Vicepresidente dijo que si el constructor incumple en dos meses las obras previstas se dará por terminado el contrato y no se va a presentar más prorrogas.

Vargas comentó que el 13 de marzo debe estar constituida una fiducia para que todos los recursos pagos y flujos de caja serán administrados por la misma, en la que el Gobierno Nacional tendrá una mayoría.

La entrega del Túnel de la Línea estaba planeada para julio de 2013, siendo postergada por dificultades geológicas a julio de 2014.