El presidente Juan Manuel Santos afirmó que las protestas del sector minero y cafetero están infiltradas por intereses políticos. El jefe de Estado dijo que “los politiqueros quieren aprovechar la protesta social para ganar elecciones, para ponerle palos en la rueda al Gobierno, para pescar en río revuelto”.

Santos reconoció que había información precisa “de un senador de la República que se muestra como el defensor de los campesinos, el defensor de la protesta social, y resulta que lo quiere es violencia”.

Por su parte el ministro del Interior, Fernando Carrillo, aseguró que el dirigente político de Caldas, Óscar Gutiérrez, cercano al Senador Jorge Enrique Robledo, está comprometido con los desórdenes que se han registrado en el país. “Hay que determinar cuál es la relación de Oscar Gutiérrez con el senador Jorge Robledo”, precisó Carrillo.

Publicidad

Tanto Gutiérrez como Robledo son dirigentes del Moir y de acuerdo con el Gobierno, ellos presuntamente organizaron el paro cafetero y ahora respaldan las protestas mineras.

El ministro del Interior reveló que a dos de los capturados durante las protestas además de incautarles explosivos, se les retuvieron sus teléfonos en los que se evidenciaron comunicaciones que darían claridad sobre la participación de Gutiérrez en las acciones ilegales.

“De los mensajes de los celulares quedan claros el vínculo y el financiamiento de estos agitadores, y una relación muy estrecha en la participación de los actos violentos que se produjeron en el municipio de Quinchía –Risaralda-”, dijo el ministro Carrillo.