El Ministerio de Justicia y del Derecho autorizó la extradición de Tomás Martínez Minota, requerido desde 2016 por la Corte Distrital de los Estados Unidos para el Distrito Este de Texas y por la Corte Distrital de los Estados Unidos para el Distrito Sur de Florida, por cargos relacionados con tráfico de drogas.

El Gobierno nacional tomó la decisión, luego de que la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) rechazara la solicitud elevada por Martínez, quien en mayo de 2017 argumentó ser miembro de las Farc, y por lo tanto, consideró que le eran aplicables los beneficios de este tribunal.

Al negar la petición de Martínez, la JEP precisó en junio pasado que no existe ningún documento que indique relación alguna, de militancia o apoyo, a la entonces organización insurgente.

La Oficina del Alto Comisionado para la Paz señaló que no ha suscrito ningún acto mediante el cual se reconozca a Martínez Minota como integrante de las Farc.

En lo corrido de 2018, el Gobierno nacional ha avalado la extradición de otros seis ciudadanos que hacían parte de la delincuencia común y pretendían obtener beneficios del Acuerdo de Paz.

Se trata de Édison Washington Prado, Rubén Durán Moreno, Leonardo Adrián Vera, Diego Fernando Arizala, Robinson Alberto Castro y Édinson Perlaza Orobio, todos ellos excluidos de las listas de las Farc y requeridos en Estados Unidos por delitos relacionados con narcotráfico.