Según lo dio a conocer el Ministerio de Justicia y del Derecho se le negó la extradición de José Martín Yama Guacanés, perteneciente al resguardo Indígena ‘San Juan’ de Ipiales, Nariño, quien fue requerido en Estados Unidos por narcotráfico, tráfico de armas y lavado de activos.  

Guacanés fue condenado por su jurisdicción a una pena privativa de 10 años, por lo cual la Corte Suprema de Justicia reconoció el fuero indígena que lo ampara.  

Aunque el 30 de octubre de 2010 el hombre fue pedido por las autoridades estadounidenses, el alto tribunal hizo énfasis en que por el cargo de narcotráfico fue juzgado y condenado por la jurisdicción indígena a la pena privativa de 10 años; mientras que el cargo de tráfico de armas y lavado de activos, se relaciona con hechos ocurridos en Colombia.  

De acuerdo con la Sentencia T-921 de 2013, el fuero indígena “es el derecho del que gozan los miembros de las comunidades indígenas, por el hecho de pertenecer a ellas, a ser juzgados por las autoridades indígenas, de acuerdo con sus normas y procedimientos, es decir, por un juez diferente del que ordinariamente tiene la competencia para el efecto”.