Alias Rojas, el guerrillero que mató al cabecilla de las FARC Iván Ríos y como prueba llevó su mano, contrató a una oficina de abogados para que reclamaran a nombre suyo los 5 mil millones de pesos de recompensa. Pero el Ministerio de Defensa, en una comunicación oficial, notificó que no se la pagarán. Contrario a lo que había sostenido el Gobierno al comienzo de la controversia, ahora dice que sólo pagará recompensas sobre guerrilleros capturados o muertos en combate.

En un documento oficial, por primera vez, el Gobierno anunció que no pagará ni un peso a Pedro Pablo Montoya, alias “Rojas” el guerrillero que mató a Iván Ríos y llevó su mano derecha como prueba.

Para el Ministerio de la Defensa, este tipo de recompensas procede solo cuando los guerrilleros entreguen las coordenadas de sus jefes o den información que permita su captura o su baja en combate con tropas regulares.

“No es viable cancelar sumas de dinero por concepto de “pago de recompensa”, ya que la muerte del sujeto conocido con el alias de “Iván Ríos” no se dio en el escenario de un enfrentamiento con la fuerza pública, es decir, no fue abatido en combate”.

Sin embargo, en el mismo documento el Ministerio de la Defensa, le dice a alias “Rojas”, que está estudiando el pago de una recompensa, mucho menor, por su colaboración con las autoridades.

“El desmovilizado conocido con el alias de “Rojas” ha colaborado con el aporte de información oportuna y veraz para el conocimiento de actividades delictivas.

“Rojas” esperaba recibir cinco mil millones de pesos.