El Ministerio de Justicia le pidió a Medicina Legal un examen que determine las condiciones de salud para determinar el nuevo sitio de reclusión de Jesús Santrich.

Tras ser capturado el 9 de abril de este año, Santrich fue llevado a la cárcel La Picota de Bogotá, donde permaneció 18 días y decidió entrar en huelga de hambre.

El 26 de abril entró en delicado estado de salud por lo cual tuvo que ser llevado al Hospital El Tunal y el 10 de mayo se hizo el traslado a la casa del Episcopado “Fundación Caminos de Libertad”.

Jean Arnault, jefe de la Misión de Verificación de la ONU solicitó que se cambie de sitio de reclusión al exguerrillero pues eso permitiría que tuviese condiciones más acordes a su estado de salud física y emocional.