La Corte Constitucional realizará mañana una de las audiencias más importantes desde que fue creada por la Constitución Política de 1991.

El Gobierno rendirá cuentas sobre los avances y obstáculos en el cumplimiento de la sentencia que ordenó suspender la aspersión aérea con glifosato hasta que no se evaluaran los riesgos de su utilización para la salud.

Para ello, la Corte le impuso seis condiciones al Gobierno antes de reanudar las fumigaciones con este herbicida:

1 Elaborar una regulación diseñada por un organismo independiente y diferente al Gobierno.

2 Evaluar el riesgo para la salud y el medio ambiente.

3 Crear un sistema que alerte sobre nuevos riesgos.

4 La investigación científica consultada debe ser del más alto nivel.

5 Análisis imparcial de las quejas.

6 Probar que no se afectará la salud y el medio ambiente antes de reanudar las fumigaciones.

CM& conoció que el Gobierno demostrará que ha cumplido con la mayoría de esos requisitos, lo cual significaría que cumplió con la sentencia y, por ende, ya no habría lugar a la suspensión.

Para el ponente del caso, magistrado Alberto Rojas, será una prueba de fuego porque, por un lado, el Gobierno argumentará el aumento de los cultivos ilícitos debido a la suspensión del glifosato, pero, al mismo tiempo, expertos mostrarán evidencias del daño que causa el herbicida.

En los últimos años, el Consejo de Estado ha proferido siete condenas contra la Nación por los daños que ha ocasionado la aspersión aérea a la salud de las personas y el medio ambiente.