El Gobierno nacional, en cabeza del ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, radicó este martes con mensaje de urgencia en la Secretaría General de la Cámara de Representantes el proyecto de reforma tributaria que le dará continuidad a las medidas introducidas por la Ley de Financiamiento, la cual fue declarada inexequible por vicios de forma por la Corte Constitucional hace una semana.

Según el Ministerio de Hacienda, “la propuesta propone ratificar las disposiciones contenidas en la Ley 1943 de 2018, con los ajustes mínimos necesarios para eliminar o modificar aquellas disposiciones que cumplieron con su objetivo en el año 2019, porque tenían una vigencia limitada a ese año y no se consideró pertinente volver a establecerlas para el 2020 y siguientes”.

Asimismo, con aquellas «que establecían un plazo o transición para que los contribuyentes se ajustaran a las nuevas medidas, con el fin de eliminarlos para aquellos casos en los que se estimó innecesario volver a otorgarlos por haber accedido a los mismos».

Finalmente, el ministro dijo que esperan con “ánimo” a que se inicien las discusiones y los debates para rápidamente poder tener una ley de tributación en línea con lo que se aprobó en el 2018.