Este viernes, el Gobierno de Maduro informó que como parte del «llamamiento al diálogo y la reconciliación» serán excarcelados opositores que se encuentran presos desde 2002, cuando se dio el golpe de Estado que separó del poder por 48 horas al entonces presidente Hugo Chávez (1999-2013).

El ministro de Información y Comunicación, Jorge Rodríguez dijo, «se ha iniciado el proceso para políticos incursos en hechos de violencia contra las personas, la propiedad pública y privada y que participaron en acciones contra las leyes y la Constitución de la República en los años 2002, 2013, 2014 y 2017».

Por ahora, el Tribunal Supremo solo ha ordenado la liberación con medidas restrictivas de 39 opositores detenidos entre 2014-2018, pero Delcy Rodríguez, presidenta de la oficialista Asamblea Nacional Constituyente (ANC), señaló que en las próximas horas serán excarcelados otros grupos.

Los jefes de la extinta Policía Metropolitana, el excomisario Iván Simonovis, Lázaro Forero y Henry Vivas fueron condenados a 30 años de prisión en 2009.

Forero y Vivas obtuvieron medida humanitaria en julio de 2011 a causa de enfermedades, mientras Simonovis goza de arresto domiciliario desde 2014.

Nicolás Maduro dijo que en su nuevo período de Gobierno busca un «nuevo comienzo» y en sus anuncios estuvo otorgar beneficios procesales a opositores presos.