La brutal golpiza que recibió Leidy Johana Mesa en Bucaramanga por parte de su expareja y en presencia de su pequeño hijo por pedirle que se pusiera el tapabocas, no sólo quedó registrada en su celular, las cámaras de seguridad del sector también grabaron.

“En un acto de intolerancia donde le pido que se ponga el tapabocas porque va a visitar a mi hijo, este señor me agrede en vía pública”, indicó la mujer.

Según esta abogada, las agresiones de su expareja vienen desde el 2018, ha sido incapacitada por más de 40 días y pese a las denuncias penales, nadie ha hecho nada para ayudarla.


Sobre este hecho y los 83 más registrados en lo que va corrido del año, las autoridades aseguran que tiene un equipo de 20 personas para reaccionar, pero sin denuncias no se puede combatir este flagelo.

También desde el Observatorio Contra Feminicidio reclaman más acción de la justicia.

Pese a que el agresor de Leidy Johanna está preso, esta víctima sigue denunciando amenazas por parte de la familia del sujeto por lo que pide a las autoridades no lo dejen libre y le den protección.

Publicidad