En Medellín, las lluvias se concentraron en el oriente, concretamente en el corregimento Santa Elena. El aumento en el cauce de la quebrada inundó la vía pública e incluso arrastró un vehículo.

«Tenemos este vehículo que fue arrastrado por las aguas; allí no había personas. No presentamos hasta el momento afectaciones por personas o por estructurales o lesionados en ninguno de los casos anteriores», dijo Camilo Zapata Wills, director Dagrd.

Hubo 10 árboles caídos y un deslizamiento que afectó dos viviendas.

«Fueron más de 30 llamadas a la línea única de emergencias y atendidas por nuestro personal de bomberos y por nuestro personal técnico de la Secretaría de Infraestructura y Social», sostuvo Zapata. 

Esta noche 25 funcionarios del Departamento Administrativo de Gestión de Riesgo de Desastres, Dagrd, están recorriendo el cauce de la quebrada en busca de más afectaciones.