Justamente hoy llegaron a Bogotá varios líderes de las comunidades afrodecendientes de esa zona… Ellos denuncian que los palmeros los están dejando sin tierra y en medio del fuego entre la guerrilla y los grupos paramilitares del grupo Élmer Cárdenas, teóricamente desmovilizado.

Los líderes de las comunidades negras de Jiguamiandó y Curvaradó, Chocó, denunciaron que están bajo presión de guerrilleros, paramilitares y de los empresarios que según ellos, se apropiaron ilegalmente de sus tierras.

Dicen que los primeros en desplazarlos de sus tierras sembradas de palma africana, fueron los paramilitares.

“Los paramilitares que estaban allá en ese lado eran del Elmer Cárdenas”

También los presiona la guerrilla.

“Esas tierras antes las dominaban las FARC y todavía las están dominando las FARC”.

Y lo peor, según ellos, es que ahora tienen que soportar los desplazamientos y la invasión de sus tierras.

“Allá la primera empresa que llegó fue Urapalma, ahí llegó Palmas de Curvaradó, Palmas S.A., Palmura…”

Dicen que en vez de devolverles sus tierras, algunos de los empresarios que se adueñaron de sus áreas cultivadas de palma, les ofrecieron regresarles una parte.

“De todas las plantaciones que hay ahí nos tienen que devolver 3606 hectáreas que están sembradas de palma”

Sienten que el Gobierno también los engañó.

Publicidad

“El Ministro de Agricultura dijo que él ya había entregado las tierras pero no sabemos a quién se las entregó”

Los líderes llegaron a Bogotá para denunciar el acoso que vienen sufriendo desde que la palma llegó a sus tierras.