El ataque ocurrió en Toledo, Norte de Santander. En lo corrido del año van 8 atentados contra este oleoducto.

El Grupo Ecopetrol informó que Cenit, su filial de transporte de hidrocarburos, activó el plan de contingencia en el oleoducto Caño Limón-Coveñas luego que se registrara un nuevo atentado en el kp 154+630, vereda Miralindo, zona rural del municipio de Toledo, en Norte de Santander.

El ataque produjo rotura del oleoducto, incendio y caída de crudo en la quebrada La
Petra, y en los ríos Sararito y Margua.

Para realizar la contención del producto se activó un punto de control alternativo sobre el río Sararito, y de manera preventiva se protegió la bocatoma del municipio de Arauquita.

Como parte del plan de contingencia, el evento fue reportado a los Consejos Municipales de Gestión del Riesgo de Desastres de Toledo y Arauquita y a los departamentales de Norte de Santander y Arauca, así como a las demás autoridades correspondientes.

Técnicos de Cenit se encuentran a la espera del aseguramiento total del área por parte del Ejército para ingresar a la zona afectada para realizar las respectivas labores.