Hace unos días el teniente Isidro Chacón fue nombrado asesor de seguridad del comandante de la guardia del Inpec… Esto no sería noticia, de no ser porque Chacón estuvo preso por el homicidio de un recluso de la cárcel de Valledupar…

El teniente fue condenado a 14 años de prisión por el homicidio preterintencional del interno Luis Fernando Preciado… Salió en libertad el pasado 6 de noviembre y, de preso, pasó a ser para todos los efectos, el segundo de la guardia penitenciaria.

El 6 de marzo de 2002, el Teniente Isifredo Chacón Cháux, entonces comandante de vigilancia de la cárcel de alta seguridad de Valledupar, entró juntó con otros 6 guardianes, a la celda 311 donde estaba recluido Luís Fernando Preciado, condenado a 27 años por homicidio. Los guardianes intentaron controlar al interno que se disgustó porque supuestamente le negaron su hora de sol… y aparentemente, se excedieron.

Publicidad

“El recluso quedó en estado de salud crítico… a pesar de sus continuos lamentos y clamores por su vida, los guardianes lo dejaron inmovilizado en su celda… dos días después falleció”

Durante el juicio, algunos investigados dijeron que el Teniente y otros guardianes golpearon al interno.

El Teniente Chacón fue condenado a 14 años de prisión por el delito de homicidio preterintencional por omisión. Pagó 4 años en la cárcel La Picota de Bogotá y quedó en libertad el pasado 6 de noviembre. El funcionario que sigue vinculado al proceso, regresó al INPEC como instructor de la escuela penitenciaria, y hace algunos días, fue llamado para ocupar el cargo de asesor en seguridad del comandante superior de la guardia del INPEC, es decir, hoy, el Teniente Chacón es el segundo al mando de todos los guardianes.

La dirección del INPEC cayó en cuenta del detalle y decidirá durante los próximos días el futuro en el INPEC, del ex convicto.