Comerciantes colombianos en la frontera con Venezuela en Vichada tuvieron que entregar su mercancía y su bote a guardias venezolanos que dispararon, les apuntaron con sus armas y amenazaron con matarlos. Ilesos, pero despojados, pudieron regresar a Inírida para presentar la denuncia.

El 14 de marzo de 2018 en el sector conocido como Cerro Mono en el departamento de Vichada, zona fronteriza entre Colombia y Venezuela delimitada por el Río Orinoco, un motorista y un comerciante colombianos, se desplazaban en un bote desde Carlos Lata hacia Puerto Inírida cuando fueron interceptados por uniformados de la guardia del vecino país.

La Guardia Venezolana comandada por un sargento de apellido Cordero, de San Fernando de Atabapo atravesó su bote de manera violenta para interceptar la embarcación colombiana pidiéndole facturas de yuca que habían comprado a las comunidades indígenas.

“Nos exigía que nos bajáramos del bote el cual nosotros no accedimos por miedo porque nos tenían encañonados, y al ver que no nos bajamos lo que hicieron fue extorsionarnos pidiéndonos 12 millones de pesos si queríamos de nuevo el bote, dijo Jhon Jairo.

Le podría interesar: El entramado de empresas con las que se pagaron sobornos de Odebrecht

Relatan que los obligaron a ir a la orilla venezolana y les apuntaron con sus armas encañonándolos, y amenazándolos con ponerles droga para llevarlos presos.

Uribe contó que el guardia “dice que así como le da plomo a los ‘perros’ o sea a la marina colombiana, nos puede dar plomo a nosotros, nos llenamos de temor, se acerca la voladora de la línea y nos montamos en ella”

A uno de ellos le dieron permiso para ir en busca del dinero. cuando el colombiano llegó con personal de la marina colombiana al sitio, los guardias venezolanos apuntaron de nuevo con sus armas a los tripulantes.

En el lado colombiano, personas registraron el hecho en video hasta que se empezaron a escuchar disparos y se cortó la grabación. Los colombianos denuncian que les averiaron el motor y los venezolanos uniformados pusieron en riesgo su vida.