Los guerrilleros presos en Bogotá, que hace 17 años se grabaron en entrenamiento militar, esta semana recorrieron los pasillos y patios de la cárcel en una manifestación por la paz.

Ellos quisieron unirse a los jóvenes que se están manifestando en la plaza de Bolívar.