En Caquetá, la Costa Atlántica y Antioquia los guerrilleros también se están preparando para el final del conflicto. La preocupación por su vida quedó atrás y ahora tienen otras dos: qué van a hacer en el futuro y cómo se va a llamar su partido político.