El senador Gustavo Petro, que fue el pionero de las denuncias por la “parapolítica” en Sucre, Córdoba y Antioquia, dijo que las últimas decisiones de la Fiscalía están abriendo una peligrosa puerta a la impunidad.

Según Petro, la Fiscalía está desestimando testimonios ya avalados por la Corte Suprema de Justica y, según él, hay un desgreño intencional en las investigaciones.

Gustavo Petro dijo  que los testigos de la parapolítica, están siendo amenazados, encarcelados y cuestionados para evitar que declaren como ocurrió con Jairo Castillo Peralta, alias “Pitirri” quien denunció al ex senador Mario Uribe, por vínculos con el paramilitarismo.

Petro, aseguro que Castillo Peralta sufrió un atentado en el 2001 por denunciar la parapolítica en Sucre y que hoy su testimonio, paradójicamente, es valido para la Corte Suprema de Justicia pero no para la Fiscalía.

“Lo que están intentado en Colombia es matar a los testigos de la parapolítica, como Castillo Peralta, o los están poniendo presos, a partir de las influencias de los paramilitares y  políticos en fiscalías seccionelas de Colombia.”

Aseguró, que con la ex cancelación de Mario Uribe y el cuestionamiento de la Fiscalía a Castillo Peralta, los parapolíticos de Sucre, -también señalados por el mismo testigo-, quedaran libres.

“No solo salio Mario Uribe, Sandra Muriel Benito Revollo, Eric Morris, Álvaro García, mejor dicho no existieron  las masacres”

Según el senador, el presidente  Uribe, descalifica testigos cuando se trata de amigos y familiares.

“El presidente amedranta a la justicia y lo esta logrando y detrás de todo esto esta el poder de la mafia.”

Petro, dijo que es urgente que la Corte Penal Internacional investigue a los autores intelectuales de masacres y conformación de grupos paramilitares.