Los habitantes de calle removidos del Bronx, de Bogotá, continúan generando con su tránsito a otros sectores, temor y percepción de inseguridad.

Incluso los comerciantes del centro de la capital, que se han quejado por el gran descenso de sus ventas debido a la ausencia de compradores, no están de acuerdo en la evaluación que hacen sobre los resultados del operativo que terminó con el Bronx.