Los ministros de Hacienda y Protección Social no convencieron a los habitantes de Putumayo de que levanten el paro que tiene estancada la economía del departamento.

Está parada inclusive la explotación petrolera, pero los manifestantes piden prácticamente un imposible: recuperar su dinero y que vuelva DMG.

Por votación, los habitantes de Orito decidieron mantener el paro que tiene estancada la producción de petróleo desde hace 19 días.

En Asamblea popular, los damnificados de DMG y los representantes del comercio dijeron que no creen en las promesas del Gobierno.

Con esto se rompe el acuerdo que habían logrado para instalar una mesa de concertación la próxima semana, pues el Gobierno anunció que sólo se sentarán en la mesa si se levanta la protesta.

Ayer, la delegación del Gobierno, encabezada por los ministros de Protección Social y Hacienda, se reunió con representantes de la población para explicarles las razones de la intervención a las captadoras de dinero.

Pero la gente no aceptó bien las intervenciones y los ministros terminaron saliendo por la puerta de atrás.

Por cuenta del cierre de las oficinas de DMG, la economía de la capital petrolera del Putumayo se fue a pique: El comercio está cerrado, el único banco que funcionaba allí, el Banagrario, fue sellado por la misma población y todas las empresas, incluida Ecopetrol, están bloqueadas por la Guardia Indígena….

La gente quiere recuperar su dinero y que vuelva DMG.

La población mantiene la disposición para reunirse con el Gobierno, pero sin levantar el paro.