La Contraloría reveló que podría haber déficit energético entre 2020 y 2021 por la no entrada en operación de Hidroituango, proyecto que entregaría el 17 % de la energía del país.

El organismo de control, presentó un informe sectorial sobre Hidroituango, en el cual se concluye que “el riesgo de que no se pueda culminar su construcción implicaría un aumento en los costos de generación y un retroceso en la política de energías renovables y de disminución de emisiones”.

Asimismo, expone que el no entrar en operación implica un aumento en los costos variables y en la tarifa.

Agrega que ante la ocurrencia del fenómeno de El Niño “el margen de confiabilidad se reduce y de no contar la energía que nos proporcionaría Hidroituango la situación de déficit podría adelantarse ante un eventual verano extremo entre el 2020 y 2021”.

Con el proyecto de la Hidroeléctrica de Ituango, que tiene un costo superior a USD 10 millones y del cual se estima que la emergencia termine hasta en marzo de 2019, se proyectaba que suministrará el 17 % de la energía del todo el territorio colombiano.