Hace 40 años se llevó a cabo la toma de la Embajada de la República Dominicana por parte de un comando del M-19, el cual secuestró a 17 embajadores a plena luz del día, en una acción inédita para el mundo.

A los dos días de la toma, el Gobierno aceptó negociar. Las conversaciones se hicieron en una camioneta tipo van.

NotiCentro 1 CM& habló con Ramiro Zambrano, uno de los negociadores por parte del Gobierno nacional designado por el entonces presidente Julio César Turbay.

«El éxito se debió no a nosotros, a Camilo Jiménez y a mí, sino a la forma como el presidente Turbay manejó, a la forma como su canciller y los cinco ministros consejeros se desempeñaron. Ese fue un éxito de un equipo de colombianos en un equipo difícil para la república», aseguró Zambrano.

El negociador también recordó que de no haber realizado las conservaciones con La Chiqui, del M-19, la situación habría terminado, posiblemente, con el asesinato de los embajadores.