Envueltos en bolsas plásticas y en dos sitios diferentes al sur del área metropolitana de Medellín fueron hallados cuatro cadáveres, un hombre y tres mujeres.

«Son dos bultos de manera similar, se observan unos costales, se observa el lago hemático. Tiene un envolvimiento especial que pensaría uno, de acuerdo a unas labores previas de verificación, que pueden tener relación los dos casos», dijo el general Eliécer Camacho, comandante de la Policía Metropolitana de Medellín.

La Policía investiga si se trata de ajuste de cuentas, «puede ser por el lado de retaliaciones entre alguna situación interna de algún grupo, más como temas de venganza, de una mala repartición de temas personales», indicó el general.

Dos sospechosos fueron conducidos por las autoridades para ser investigados.

«Con las cámaras de la ciudad de Medellín, que se ubican en el municipio de Cisneros, no puedo garantizar y asegurar que se trate de las personas que cometieron el hecho, pero sí son conducidos para verificación».

En Medicina Legal analizan las lesiones para determinar si fueron torturados y el tipo de armas que fueron usadas para asesinar a estas cuatro personas.