La Contraloría General alertó sobre presuntos manejos irregulares, por unos $32 mil millones de pesos, en la asignación y pago de los recursos otorgados para los subsidios que otorga el Fondo de Vivienda de Interés Social (Fovis), administrado por las Cajas de Compensación Familiar.

En un cruce de datos, con corte al año 2020, se encontró que hay 220 personas que tienen más de un subsidio Fovis asignado, casos que se presentan en 7 cajas de compensación a nivel nacional y que suman recursos por más de $13 mil millones de pesos.

Al efectuar el cruce con la base de datos de la Registraduría Nacional, se halló una persona fallecida en Cartagena que aparece favorecida con $26.334.090 retribuidos por la caja de compensación.

 

Mira además: Gobierno descarta diálogos con el comité del paro

 

 

Adicionalmente, al revisar la base de datos del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), se determinó que 220 personas fueron beneficiadas por 19 cajas de compensación con el subsidio Fovis, aun cuando reportaban propiedades a nivel nacional.

Se estima que el monto implicado en esta presunta irregularidad está cercano a los $7 mil millones de pesos.

Para aplicar a ese subsidio, se deben tener ingresos menores a cuatro salarios mínimos y no ser beneficiario de programas del Ministerio de Vivienda (Excluyendo Mi Casa Ya).

 

En video: Explota carro bomba en batallón de Cúcuta: 36 heridos

 

 

 

Sin embargo, dentro de este grupo se reporta el pago del Fovis a 272 personas con ingresos superiores a 4 salarios mínimos mensuales, asignaciones irregulares que suman en total $5.285 millones de pesos.

La Contraloría verificó igualmente que 34 cajas de compensación reportaron pagos a personas que también habían sido beneficiadas con otros subsidios del Ministerio de Vivienda, arrojando 273 casos detectados y cerca de $7.242 millones de pesos otorgados presuntamente de manera irregular.

 

Mira también: Instituto de Investigaciones en Ciencias Matemáticas de EE.UU. será dirigido por una colombiana

 

 

La mayoría de los reportes y alertas generadas por la Contraloría se registran en ocho departamentos:

Antioquia, Atlántico, Bolívar, Boyacá, Caldas, Casanare, Cauca y Cundinamarca.