La Contraloría de Bogotá determinó el hallazgo de un posible detrimento patrimonial por $3.450 millones de pesos en un contrato adjudicado al Fondo de Desarrollo Local de Sumapaz ,cuyo fin era el de ejecutar una serie de obras para conservar la malla vial en esa localidad de la capital.

El ente fiscal del Distrito encontró las presuntas irregularidades tras una indagación preliminar para atender las alarmas que se generaron desde el Concejo Distrital por cuenta de los perjuicios que se suscitaron desde la “localidad 20”.

El contralor de Bogotá, Julián Mauricio Ruiz Rodríguez, ordenó al equipo interdisciplinario de la Dirección de Reacción Inmediata (DRI) del ente fiscalizador, llevar a cabo las actuaciones necesarias para determinar si realmente hubo desfalco.

También puedes leer: Nevó en Bogotá, no, no fue granizo y hace más de 60 años no ocurría

Tras una serie de visitas de campo, entrevistas y prácticas de prueba de orden técnico, la Contraloría evidenció anomalías contractuales como:

  • Entrega de obras incompletas.
  • Realización de obras que no corresponden a lo contratado.
  • Deterioro acelerado de las vías intervenidas.
  • Inexistencia de certificados de disponibilidad presupuestal paracomprometer recursos.
  • Documentación faltante en el SECOP.

El equipo investigativo delegado para el caso halló falencias en la ejecución de obras correspondientes a la “existencia tramos de vías con grietas y fraccionamientos, cuya observación propició arreglos inmediatos con el revestimiento de la capa asfáltica en un tramo de 2.5 kilómetros por parte del contratista, generando así un beneficio del control ejercido por la Contraloría por aproximadamente $803 millones.