19/09/2017

En la octava y última vez que Juan Manuel Santos se pronunció ante la Asamblea General de las Naciones Unidas, el mandatario colombiano resaltó la transformación que ha tenido el país desde el 24 de septiembre de 2010, cuando realizó su primera intervención.

“Colombia se ha transformado positivamente y el mundo ha vivido avances y retrocesos, de los que todos hemos sido testigos, víctimas o protagonistas”, indicó.

El jefe de Estado destacó que esta vez su discurso lo dirigía a la vida y no a la muerte como lo hizo en aquella intervención donde anunció que las Fuerzas Armadas habían abatido al jefe militar de la guerrilla de las FARC.

“Hoy vengo a decirles que el proceso de paz con las Farc no solo culminó con un acuerdo sino con algo más grande, más importante: ¡miles y miles de vidas humanas salvadas!”, anunció.

Dijo además que si Colombia pudo, 

Agradeció y reconoció a las Naciones Unidas por la misión realizada en el país, “una Misión Especial, creada por el Consejo de Seguridad, se encargó de verificar y monitorear el proceso de desarme de las Farc, y el cumplimento del cese al fuego y de hostilidades entre este grupo y el Estado colombiano”.

Publicidad

Y añadió, “hoy podemos decir, con inmensa satisfacción, que su cometido se cumplió. El cese al fuego y de hostilidades se respetó y las Farc entregaron a las Naciones Unidas más de 9 mil armas que se guardaron en contenedores y están siendo destruidas”.

Comentó que los miembros de las Farc ahora hacen parte de un movimiento político para defender sus ideas mediante la democracia. “¡De eso se trata un proceso de paz! De reemplazar la violencia por los argumentos”, expresó.

Y recalcó que comienza el reto de implementar lo acordado, “nuevamente con la mano amiga de Naciones Unidas”, pues inicia la segunda misión de la ONU, aprobada la semana pasada que busca “acompañar la reincorporación de guerrilleros a la vida civil, y nos ayudará a verificar la seguridad de los excombatientes y de las comunidades que han sufrido el rigor del conflicto armado”.

Recalcó además que Naciones Unidas también verificará el cumplimiento del cese al fuego y de hostilidades temporal con el ELN que iniciará el próximo primero de octubre.

Santos no solo habló del proceso de paz si no también de sus resultados y dimensiones, destacó que hay programas innovadores en salud, vivienda e infraestructura y avances en materia social.

“La Cepal ha destacado los avances de Colombia en reducción de la pobreza y la indigencia. En siete años, más de 5 millones de colombianos superaron la pobreza, es decir, más de la décima parte de nuestra población” indicó.

Luego de presentar el proceso y mostrarlo con éxito, reconoció que eso “no nos impide ver con preocupación, las situaciones difíciles, para la paz y para la democracia, que se dan en otros puntos del planeta”.

Se refirió a Venezuela y a la “destrucción de su democracia”, así como a Corea del Norte y sus ensayos nucleares los cuales condenó “enérgicamente”.

“Hoy le he reiterado mi llamado al Secretario General y a toda la comunidad internacional a que apoyemos al pueblo venezolano en la búsqueda de una solución pacífica que los regrese al cauce del progreso, de la democracia y de la libertad”.

Hizo una invitación como Nobel de Paz, a que “por encima de las diferencias de raza, de religión, de pensamiento, los seres humanos somos en realidad uno”.

“Tenemos que comprender que, más allá de las divisiones, más allá de las fronteras, nuestro pueblo se llama el Mundo”, agregó.

Su discurso lo concluyó mencionando el problema mundial de las drogas, pues “es una guerra que no se ha ganado ni se está ganando”. “Requerimos de nuevos enfoques y nuevas estrategias”.

Dijo que es necesario erradicar el problema desde todos los puntos. “Es hora de hablar de regulación responsable por parte de los Estados; de buscar caminos para quitarles oxígeno a las mafias, y de afrontar el consumo con más recursos para la prevención, la atención y la reducción de daños a la salud y al tejido social”.

Como cierre de su intervención y  en la última vez que estará ante la Asamblea como presidente de Colombia, Juan Manuel Santos le dedicó al mundo estas palabras: “Con la fuerza del amor podemos superar el miedo. Con la fuerza de la vida podemos vencer la tiranía de la violencia y de la muerte. Con la fuerza de la unidad podemos hacer del mundo un lugar digno para vivir”.

María Camila Solorza – CM&