La Comisión de Transparencia y Verdad entregó el informe sobre el caso de Angostura al presidente ecuatoriano, Rafael Correa.

En el informe entregado por la Comisión se aseguró que el bombardeo de Colombia contra las FARC en territorio ecuatoriano el primero de marzo del 2008, según ellos, fue apoyado por la base de Manta, que en ese momento era operada por los Estados Unidos.

La Comisión afirmó que el apoyo de la militar en Ecuador fue fundamental para que las autoridades colombianas dieran con el paradero de alias Raúl Reyes, ex miembro del secretariado de las FARC, “la inteligencia estratégica procesada desde la base de Manta fue fundamental para el seguimiento y ubicación de Raúl Reyes, como blanco prioritario para el gobierno de Colombia”.

Además, se informó que ex funcionarios del gobierno ecuatoriano tuvieron vínculos con el grupo guerrillero, pero se descartó relaciones con los actuales funcionaros. “Nos es placentero en alto grado señalar que no puede decirse bajo ninguna sospecha que hay vínculos del gobierno nacional con las FARC… vinculados que pertenecieron al gobierno de Rafael Correa con el tema de las FARC”, informó el coordinador de la Comisión, Francisco Huerta.

La Comisión de Transparencia y Verdad fue creada con el fin de esclarecer los sucesos ocurridos alrededor de la Operación Fénix, en la que murieron 25 personas, entre ellas Raúl Reyes, un ecuatoriano y cuatro mexicanos, así como las posibles relaciones entre las FARC y  el gobierno ecuatoriano.

El General Óscar Naranjo, el Jefe de las Fuerzas Militares, Fredy Padilla y el ex ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, son investigados en Ecuador por el caso de Angostura.