El Fiscal general Néstor Humberto Martínez, insistió desde Estados Unidos en donde estuvo en visita oficial, que las fumigaciones aéreas para combatir los cultivos ilícitos tienen que reactivarse. Ante las advertencias de expertos ambientales en el sentido de que están probados los perjuicios del glifosato para la salud humana, se ha dicho que se va a usar uno conocido como glufosinato de amonio en vista de que sería menos nocivo.

«Hay una molécula que ha venido trabajando la Policía Nacional que corresponde a una opción que no hace daño humano.» Néstor Humberto Martínez, Fiscal General.

El glufosinato de amonio se usa para combatir malezas de forma controlada y no está diseñado para asperjarse.

«No autoriza a nadie a afirmar que el glufosinato de amonio tendrá menos efectos ambientales, menos efectos sobre la salud humana que el glifosato» explicó Alejandro Chaparro, profesor de la facultad de Ciencias de la Universidad Nacional.

Publicidad

Contrario a lo que afirman quienes lo proponen como sustituto del glifosato, el glufosinato de amonio puede llegar a ser más peligroso.

«Con glufosinato de amonio si puede presentar mayor riesgo de convulsiones y mayor riesgo de compromiso neurológico» Miguel Tolosa, médico toxicólogo.

En el medio ambiente se generan graves daños a los cultivos agrícolas de alimento para consumo humano, al agua y el terreno en que se aplique.

La planta tocada por este herbicida se quema por dentro.

«Como se ha planteado con el glufosinato de amonio en 28 días la planta estaría muerta» expresó al respecto Luis Gilberto Murillo, ministro de Ambiente.

Como las aspersiones aéreas no pueden controlar los sitios afectados geográfica y climáticamente pondrían en riesgo los bancos genéticos del país.

«Pueden llevar a que esa sustancia pueda llegar a cultivos de pan coger, a áreas que son de una alta biodiversidad y termina matando, eliminando plantas que son muy valiosas» explicó minAmbiente.

El jefe de la cartera de ambiente solicitó al presidente Santos hacer parte con voz y voto en el Consejo Nacional de Estupefacientes.