La Federación Colombiana de Boxeo había señalado que Quiñónez, quien permanece en estado de coma desde hace cinco días, después de ser noqueado en un combate, había fallecido.

Sin embargo, desde la Clínica del Norte de la capital del Atlántico, su hermano Leonardo aseguró que Luis aún respira y que su familia se aferra al milagro.

“Mi hermano sigue luchando, él todavía está vivo. Hasta que deje de respirar no podemos decir que mi hermano murió. En estos momentos mi hermano está respirando, nosotros lo vimos y lo vimos fuerte todavía. Dios puede hacer milagros, tenemos fe”, relató el hermano del deportista.