Terminando las elecciones de hace dos semanas, un hombre armado se acercó a un puesto de votación en Bolívar y dijo que tenía la orden de sumarle votos a un dirigente conservador.

Siete jurados electorales de Montecristo, Bolívar, denunciaron que un hombre llegó en la noche del domingo 9 de marzo, día de las elecciones parlamentarias, a las mesas de votación de ese municipio mientras ellos terminaban el conteo de los votos y con un arma los intimidó para que entregaran los formularios de votación de la Registraduría.

En un acta firmada por ellos dejaron constancia de que el hombre ingresó armado de forma violenta porque necesitaba garantizar unos votos de dos candidatos al Congreso.

El formulario E14 muestra que en las dos mesas del puesto de votación Villa Uribe en Montecristo 257 personas ejercieron su derecho al voto, los cuales favorecieron a los candidatos en mención. Según el alcalde encargado del municipio Vladimir Delgado, el hecho no afectó la transparencia de las elecciones.

Sin embargo, el jurado señaló que el sujeto armado parecía desconocer cuál formulario se tenía que llevar, pero que de cualquier manera su vida estuvo en peligro. El alcalde Delgado culpa a la Fuerza Pública por no proteger al municipio durante las elecciones.

La Registraduría Nacional le dijo a Noticias Uno que, pese a la gravedad de los hechos presentes en ese sitio la transparencia de los resultados no se afectó.