El estadounidense Colin O’Brady se convirtió en la primera persona en cruzar a pie la Antártida de norte a sur en solitario y sin recibir ningún tipo de asistencia.

El hombre, de 33 años, comenzó su travesía el pasado 3 de noviembre junto al británico Louis Rudd, que también buscaba convertirse en el primer hombre en completar esta hazaña; partió desde el campamento glaciar Unión y finalizó en la barrera de hielo de Ross, tras caminar cerca de 1.600 kilómetros en 54 días.

El explorador se preparó con un entrenamiento extremo para subir de peso y resistir al frío durante la desafiante travesía.