Al oriente del Cauca, hombres armados asesinaron a un soldado y su hermano. El uniformado que estaba de permiso, acababa de jugar micro fútbol con sus amigos cuando fue abordado por los sicarios que, sin mediar palabra, abrieron fuego contra los dos jóvenes pertenecientes a la comunidad indígena Nasa.

Alberto Velazco Yacuechime era soldado orgánico de la Brigada No. 9 de Neiva y estaba de permiso en el resguardo de Cohetando; junto a su hermano José David fueron a la vereda La Unión a jugar micro fútbol, al final del partido fueron asesinados.

«Ultimaron a un hombre que hacía parte de la Fuerza Pública, que estaba en descanso y que nosotros tenemos que rodearlo como Gobierno, y la comunidad tiene que ayudarnos a tener información precisa, veraz y rápida», Jaime Asprilla Manyoma, secretario de Gobierno del Cauca. 

Los agresores habrían pedido al militar de 19 años y su hermano de 21 un espacio para dialogar, pero esgrimieron sus armas y los atacaron hasta segarles la vida de manera instantánea. Hasta el momento no se tiene pistas de los autores del hecho.

«En el tema de las amenazas: las disidencias, el cartel de Sinaloa, las Águilas Negras, en donde a cada rato aparecen esos panfletos y pues, todavía no se ha esclarecido con exactitud quiénes son los responsables de esos actos criminales en Tierradentro» sostuvo Hermes Pete Vivas, consejero mayor del CRIC.

La Guardia Indígena anunció ejercicios de control territorial para dar con el paradero de los autores materiales de este nuevo hecho de sangre que enluta a la etnia Nasa del oriente del Cauca.