Hace un año, el 17 de enero de 2019, un atentado terrorista estremeció a Bogotá. En la Escuela de Cadetes General Santander un hecho violento le causó la muerte a 22 personas luego de que un carro bomba, ingresado por alias ‘Mocho Kiko’, detonara en la institución.

Desde la mañana de este viernes en la escuela de Policía se vienen realizando homenajes a las víctimas mortales y heridos que dejó este trágico hecho.

Mandatarios y ministros participaron de una solemne eucaristía, dentro de ellos se destacan el presidente de la República, Iván Duque; la alcaldesa de Bogotá, Claudia López; la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez; el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, así como el fiscal [e] Fabio Espitia y el director nacional de la Policía, Óscar Atehortúa. También asistieron familiares y amigos de los héroes.

El presidente en su discurso aseguró que este atentado fue a toda una Nación, y que “fue un agravio miserable a la educación, fue un ataque a las familias colombianas, fue un ataque a los valores de nuestra patria y una agresión a la democracia”.

“Esos criminales deben sentir siempre el rechazo de la sociedad porque así como lo hicieron hace un año lo han hecho en muchos lugares del territorio”, agregó.

Publicidad

Por su parte, la alcaldesa de la capital dijo: “Estamos acompañando a los miembros de nuestra Policía que hoy conmemoran ese evento muy doloroso de la muerte de los 22 de nuestros cadetes de la escuela por un atentado del ELN hace ya un año”.

Entre tanto, la vicepresidenta Ramírez argumentó: “A un año del atentado a la Escuela de Cadetes, acá estamos reiterando apoyo y solidaridad del Gobierno de Iván Duque, a las familias de nuestros estudiantes y respaldo a nuestra institucionalidad, recordando a quienes la conforman que deben ser ejemplo de integridad y legalidad”.

Con ofrendas florales, marcha fúnebre, minutos de silencio y honores militares, se enaltecieron las 22 víctimas.