El pasado miércoles 1 de febrero, delegados de la Defensoría del Pueblo estuvieron en dos zonas pre-concentración de las Farc en el Guaviare.

Al terminar la visita, el Defensor del Pueblo Carlos Negret solicitó atención médica urgente para 14 guerrilleras embarazadas que encontró en los puntos de pre-agrupamiento Colinas y San Miguel, y dijo que para garantizarles su proceso de gestación, deberían las madres guerrilleras deberían ser atendidas en el Hospital de los militares en Bogotá.

“La Defensoría del Pueblo le hace un llamado al Gobierno Nacional, a la división de salud pública, para darle atención requerida a las madres gestantes y a los niños de la paz”, dijo Carlos Negret, Defensor del Pueblo.

El Comandante del Ejército dijo que el Hospital Militar es exclusivamente para los militares.

Publicidad

«El Hospital Militar Central ha sido diseñado por el Gobierno Nacional, por el Estado Colombiano, para atender a las Fuerzas Militares de Colombia… Así ha sido, es y será… Exclusivamente», afirmó el general Alberto José Mejía, comandante del ejército.

Durante la ceremonia de activación del comando de apoyo de acción integral en Granada, Meta, el General Mejía señaló que hay menos disidentes de las Farc de los que se esperaba.

«A fin de mes de enero, claramente los grupos de disidencia son el 5 % de las Farc, aproximadamente 300 personas, y están en los bloques oriental y sur… Número menos de lo previsto», agregó el general Mejía.

El alto oficial también dijo que en el Catatumbo está en curso una operación ofensiva del Ejército denominada “Avalancha” y que tiene como objetivo a los disidentes del EPL que conforman la banda criminal conocida como Los Pelusos.