El pasado mes de junio se conoció que una facción del frente Primero “Armando Ríos” de las Farc que permanece en el departamento del Guaviare, decidió no desmovilizarse y declararse en disidencia del Secretariado de esa guerrilla.

“Hemos decidido no desmovilizarnos. Continuaremos la lucha por la toma del poder…”.

Desde La Habana, el Secretariado rechazó ese hecho.

«El Estado Mayor Central y su Secretariado son las máximas instancias de dirección y mando en las FARC-EP. Sus determinaciones, órdenes y orientaciones son de obligatorio cumplimiento para todos sus integrantes. Declararse al margen de la Dirección pone por tanto a quien lo hace por fuera de las FARC -EP, no puede usar su nombre, armas y bienes con ningún propósito».

Publicidad

Días después empezaron a desertar algunos mandos de ese frente. Según organismos de inteligencia, el pasado 15 de agosto en Miraflores, Guaviare, se fugó con dos mil millones de pesos el jefe de finanzas Francisco Santos alias Danilo Ortiz. Su comandante, Gregorio Vera alias Iván mordisco, habría ordenado encontrarlo y asesinarlo. En su reemplazo quedó alias “John Picudo”, el tercer jefe del grupo quien también habría intentado desertar con 170 millones de pesos. Días después apareció muerto junto con su compañera sentimental.

A la incertidumbre que generan estos hechos de violencia relacionados con la organización que está firmando la paz, se suman los asesinatos de cinco líderes sociales en las últimas horas. El movimiento Marcha Patriótica denunció que en San Vicente del Caguán fueron acribillados Erley Monroy y Didier Lozada de la Asociación de Campesinos Ambientales; otro Defensor de Derechos Humanos, Hugo Cuéllar, resultó herido. Y en Nariño, fue baleado Rodrigo Cabrera de una asociación de víctimas; y Danilo Bolaños de la Asociación de Trabajadores Campesinos, está herido.

Defensores de Derechos Humanos dicen que estos hechos provienen de enemigos del proceso de paz.

“Que se implementen de manera inmediata los acuerdos firmados en la Habana especialmente lo que tiene que ver con garantías para los líderes sociales y Defensores de Derechos Humanos”, dijo Camilo Fagua, defensor de los Derechos humanos.

Los voceros del Movimiento Marcha Patriótica solicitaron una reunión de urgencia con el Gobierno para tomar medidas especiales de seguridad.