humanitarias Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional (AI) exigieron hoy al presidente de Colombia, Álvaro Uribe, que deje de hacer "acusaciones falsas y peligrosas" contra los grupos de Derechos Humanos que critican a su Gobierno

Las instituciones reclamaron que "en lugar de hacer tales acusaciones", dé respuesta "a las preocupaciones en materia de Derechos Humanos que plantean dichos grupos".

 "Nos interesaría tener la posibilidad de debatir los problemas de fondo con el presidente", manifestó la directora del Programa Regional para América de Amnistía Internacional, Susan Lee. "Sin embargo, estas declaraciones menoscaban su cargo y dan luz verde a quienes desean perjudicar a los defensores y defensoras de Derechos Humanos en Colombia", añadió.

Publicidad

Tras la publicación de los informes, el presidente Uribe acusó a Amnistía Internacional de "ceguera", "fanatismo" y "dogmatismo" y afirmó públicamente que el director para las Américas de Human Rights Watch, José Miguel Vivanco, es un "defensor" y "cómplice" de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

En su comunicado conjunto, Amnistía Internacional y Human Rights Watch afirmaron que siguen esperando "que el Gobierno colombiano proporcione respuestas mesuradas y detalladas a las graves inquietudes en materia de Derechos Humanos planteadas en ambos informes".

"Estas ridículas acusaciones son el reflejo de un Gobierno que nunca ha asumido la responsabilidad por sus actos", manifestó José Miguel Vivanco. "En lugar de abordar los problemas de Derechos Humanos del país con la seriedad que merecen, el Gobierno de Uribe ha intentado desviar las críticas simplemente estigmatizando a aquellos que las formulan, no importa quiénes sean, de tener vínculos con la guerrilla", concluyó.