La organización Human Rights Watch reveló a través de un detallado informe nuevas evidencias de asesinatos, desapariciones, torturas, secuestro, desplazamiento forzado, extorsión, reclutamiento forzado, amenazas de muerte y siembra de minas antipersona por parte de grupos armados ilegales en Tumaco.

La investigación de la organización defensora de derechos humanos se llevó a cabo entre mayo y junio y halló testimonios y archivos sobre violaciones de derechos humanos contra 70 víctimas en Tumaco desde 2013.

Según José Miguel Vivanco, director para las Américas de esta ONG estadounidense, “los abusos de las Farc están teniendo un efecto devastador para las comunidades afrocolombianas en Tumaco. Las Farc ejercen un férreo control sobre la vida de numerosos residentes, que son obligados a guardar silencio mientras la guerrilla instala minas en sus campos, los expulsa de sus hogares y mata a sus vecinos y seres queridos con impunidad”.

Publicidad

Pero no solo las Farc cometen abusos en esta zona del país. El informe de HRW revela que grupos sucesores de paramilitares también cometieron atrocidades generalizadas, hasta que dejaron de operar en ese municipio, a fines de 2013. “Existen pruebas convincentes de que también miembros de la fuerza pública han sido responsables de algunas violaciones de derechos humanos ocurridas allí”, dice el informe.