Con el objetivo de fortalecer las acciones de promoción de derechos y prevención de la violencia contra la niñez en el departamento del Cesar, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) en cabeza de su directora, Karen Abudinen Abuchaibe, firmó junto con las autoridades departamentales y municipales, el pacto para prevenir la violencia contra la niñez y la Adolescencia: La Prevención es la Mejor Inversión.

“Este es un acuerdo que representa un compromiso del Estado, la sociedad y las familias para que de manera decidida se movilicen los recursos necesarios y se activen los mecanismos de prevención de las violencias y se promuevan acciones concretas frente a la garantía y el ejercicio pleno de los derechos de la infancia y adolescencia en este departamento”, señaló la directora del ICBF.

En su tarea de prevenir las violencias y comprometido con los sueños y el bienestar de la niñez y la adolescencia, el ICBF llega a todo el territorio colombiano con estrategias como Generaciones con Bienestar, que en el Cesar ha beneficiado a 7.100 personas de 25 municipios, desarrollando habilidades para su vida y proponiendo herramientas para que se apropien de sus derechos y les permitan construir proyectos de vida que los motiven.

“No podemos parar un solo minuto, no podemos descansar ni ahorrar un solo esfuerzo para trabajar en la prevención de cualquier tipo de violencia contra nuestros niños, niñas y adolescentes, ellos son lo primero y por eso tenemos que generar entornos protectores para ellos”, sostuvo Abudinen Abuchaibe.

 Durante los primeros cinco meses del año, el ICBF abrió 11.000 procesos administrativos para restablecer los derechos a niños, niñas y adolescentes víctimas de algún tipo de violencia; de los cuales 328 se registraron en el departamento del Cesar y 83 en Valledupar.

Con estrategias como Construyendo Juntos Entornos Protectores, el ICBF involucra a los padres, madres, cuidadores, docentes y agentes educativos de los niños, niñas y adolescentes, para trabajar en la construcción de entornos sanos, libres de violencia y acogedores. En el Cesar beneficia a 1.800 personas de 16 municipios.

“Para evitar cualquier tipo de violencia y eliminar ese cáncer que trunca los sueños de nuestros niños y niñas es fundamental que todos, familia, ciudanía y Estado nos unamos y generemos entornos protectores, espacios en los que nuestra niñez y adolescencia pueda soñar y pueda construir sus proyectos de vida”, dijo la directora del ICBF.

Publicidad

Finalmente, las autoridades del Cesar se comprometieron a seguir trabajando y a sumar esfuerzos con el ICBF para adelantar campañas de prevención en la lucha contra todas las violencias hacia la niñez y la adolescencia de esta región colombiana.

Prevención desde la literatura

Durante su visita al departamento del Cesar, la Directora del ICBF, Karen Abudinen Abuchaibe, compartió con 40 familias del municipio de La Paz que hacen parte de la Familia es Mi Cuento, y dialogó con los padres de familia sobre la consolidación de entornos protectores para prevenir todo tipo de violencias que pueda afectar la integridad y la vida de los niños.

“Con esta estrategia, en todo el país, venimos enriqueciendo las prácticas pedagógicas de nuestras coequiperas, las madres comunitarias, para que a través de experiencias vivenciales alrededor de la literatura potencialicen su labor y promuevan en nuestros niños el amor por la lectura”, destacó Abudinen Abuchaibe.

La Familia es Mi Cuento, a través de la literatura infantil, busca desarrollar las capacidades y habilidades en las familias y en las madres comunitarias para que transformen las prácticas de cuidado y atención en los entornos educativos y del hogar.