Hace algunos días decenas de niños y jóvenes en el denominado ‘’Bronx’’ de Medellín, consumían estupefacientes en plena vía pública.

Luego de una intervención, la Secretaría de Seguridad y el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) rescató a 15 menores que se encontraban en situación de calle. Las autoridades quedaron sorprendidas pues una de las jóvenes estaba embarazada y bajo efectos de alucinógenos.

‘’Aparentemente estaban por voluntad propia por un asunto de participaciones en cada de una de las viviendas en donde no tiene ningún tipo de cuidado. Familias que no ven por ellos y que terminan lastimosamente en este tipo de situación. Hay que evitar que se generen este tipo de prácticas y daños a nuestra infancia’’, indicó el secretario de Seguridad de Medellín, Andrés Tobón.

De estos 15, cuatro fueron entregados a sus familias, otros cuatro llevados a un centro asistencial y siete enviados a hogares de paso para el restablecimiento de sus derechos.

‘’Es una realidad criminal que no se puede olvidar en la capital de Antioquia. De cada una de las sustancias estupefacientes: bareto, bazuco y popper, existe una instrumentalización criminal que nutre estas rentas en Medellín y está sustentada por la violencia’’, agregó Tobón.

Los menores también serían víctimas de explotación sexual comercial. 11 padres de familia fueron amonestados.

¿Por qué informarse con el Canal 1?

Publicidad

Recuerde que en el sistema informativo del Canal 1 puede encontrar temas de actualidad sobre las regiones, la política, la economía y los acontecimientos a nivel nacional e internacional.

Lea más noticias en el Canal 1