Una arquidiócesis de la Iglesia católica en el estado de Minnesota, Estados Unidos, acordó con 450 víctimas de abuso sexual una reparación de 210 millones de dólares.

210 millones de dólares es el monto que será repartido entre 450 víctimas de abuso sexual de parte de miembros de clero de una iglesia en el estado de Minnesota.

El arzobispo de la iglesia pidió perdón en un acto público y aseguró que los sobrevivientes de los abusos pueden esperar sus pagos una vez que el tribunal apruebe el plan que implica la creación de un fondo.

Las víctimas aceptaron el acuerdo y lo recibieron con alivio, pero aseguraron que sus cicatrices emocionales permanecen intactas.  

El acuerdo, que pone fin a uno de los más largos procesos de casos de abusos vinculados a la Iglesia católica en Estados Unidos, es considerado el segundo pago más grande relacionado con víctimas de sacerdotes en dicho país.