Como una mala noticia recibió la Iglesia católica la decisión de la Corte Constitucional sobre la eutanasia.

Pienso yo, es como jugar con la vida. La vida se respeta desde el momento de la concepción hasta un final natural… no vamos por ese camino”, dijo el padre Gabriel Londoño.

Para la Iglesia católica el único que puede cerrar y abrir las puertas de la vida y la muerte es Dios, y por eso se opone tajantemente a la decisión de la Corte Constitucional de ampliar la eutanasia a pacientes no terminales.

 

Mira también: Venezuela rechaza acusaciones sobre atentado contra el presidente Iván Duque

 

 

 

Te puede interesar: Revelan plan que presentó exmilitar para atentar contra el presidente Duque

 

 

Dejémosle a Dios que sea el que decida el momento definitivo y para nosotros los cristianos que la muerte es el paso a la Casa de Dios”, agrega el padre Londoño.

Dice el sacerdote que más que una postura religiosa, es una postura humanitaria y de vida en un país donde se tiene que reclamar que esta se respeta, porque muerte se encuentra en cualquier esquina.