El fallido intento del ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo, por explicar en Bucaramanga los parámetros para la delimitación del Páramo de Santurbán. Luego de media hora de rechiflas, insultos, gritos y ataques físicos, él concluyó que en Bucaramanga hoy no se daría ambiente para esa tarea, como ha ocurrido en otros municipios cercanos. Regresó a Bogotá con la esperanza de encontrar otro ambiente y escenario y cumplir con su trabajo.

Le podría interesar: MinAmbiente no pudo exponer la limitación del páramo de Santurbán en Santander