La golpiza que recibieron dos mujeres de Ciudad Bolívar, al sur de Bogotá, de manos de policías asignados a la protección de su zona. El policial desató contra ellas su ira luego de que le reclamaran por arrojar al suelo la comida de un habitante de calle. El comandante de la zona, que conoció el video, dice que la investigación contra los uniformados no se iniciará hasta que alguna de sus víctimas se recupere y tenga el valor ciudadano de denunciarlo.

Aquí encuentra la ampliación de la noticia