El perdón que el Ministro de Justicia pidió a las víctimas de la masacre de Santo Domingo, Arauca, ocurrida hace 19 años. Durante más de una década la Fuerza Aérea sostuvo que nunca lanzó contra esa población una bomba, además proscrita internacional mente, hasta que las pruebas forenses probaron lo contrario, ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. El Estado se comprometió, a través del ministro, a evitar que la población pueda volver a sufrir por una acción militar similar.

Noticias UNO