El castigo que encontraron los miembros de una estructura de crimen residual compuesta por disidentes de las Farc en Caloto, Cauca, cuando pretendían rescatar a uno de sus cómplices. La guardia indígena los correteó hasta encerrarlos, los sometió a un castigo de sanación, decomisó sus armas, las destruyó y los entregó a la Fiscalía, para que respondan por el asesinato de un periodista de la comunidad Nasa.