Hasta el hospital militar de Bogotá, donde están siete de los liberados, llegó hoy un antiguo compañero de cautiverio.

Se trata de Jaime Rodríguez, quien fuera soldado secuestrado con varios de ellos en el año 98, pero que fue liberado hace ya siete años.

El primero en llegar al Hospital Militar fue el ex soldado Jaime Rodríguez, secuestrado por las FARC en la toma del Billar en el 98 y compañero de cautiverio de varios de los suboficiales rescatados hace cuatro días.

“Yo estuve con mi cabo Pérez, mi cabo Arteaga y mi Sargento Marulanda”

Rodríguez quien recobró la libertad durante el intercambio humanitario en el 2001, hoy solo tenía en mente volver a ver a sus amigos.

“Abrazarlos, darles el abrazo de la libertad”.

Y de paso revivir algunos momentos del tiempo que permanecieron en la selva.

“Recordar los tres años que estuvimos allá, con mi cabo Pérez echarme otra mano de ajedrez que era lo que hacíamos allá”.

El soldado Rodríguez también recordó lo último que  habló con sus compañeros de cautiverio horas antes de que él fuera liberado.

“Estábamos comentando que nos iban a liberar y nunca nos imaginamos que iban a dejar a los cabos.”

Publicidad

 Pero hoy, siete años después por más que lo intentó, el soldado Rodríguez, por más que lo intentó, no pudo reencontrarse con ellos, y sólo le tocó conformarse con  enviarles un saludo.

“Mi cabo Pérez y mi Cabo Arteaga si me están escuchando, acá hay un liberado que quiere saludarlos.”

Los militares permanecen en el piso 12 del Hospital Militar donde hoy un familiar logró estas imágenes de los oficiales y suboficiales en pijama compartiendo con sus seres queridos.

Y algunas personalidades como el obispo castrense de Colombia Monseñor Fabio Suescún y el profesor Moncayo cuyo hijo continúa en poder de las FARC.

Los militares que están bajo chequeos médicos permanecerán en el hospital hasta el próximo lunes.