¡Impresionante y miedoso! Así de perfecto queda hoy un ‘deep fake’, la mentira más sofisticada de internetinternacional

¡Impresionante y miedoso! Así de perfecto queda hoy un ‘deep fake’, la mentira más sofisticada de internet

Redacción digital - 10 de octubre del 2019 4:57 pm

Las fake news o las noticias falsas parecen un juego de niños junto a los ‘deep fake’, una tecnología que se ha desarrollado con auge en los últimos dos años en el mundo y que seguramente pondrá a prueba la legislación de todos los países que usen internet.

Lo que empezó hace algún tiempo como un experimento para hacer memes y videos divertidos, u otros de contenido sexual con celebridades, hoy en día puede ser una seria amenaza para la identidad de cualquier persona en el mundo. Es muy sencillo, a través de esta tecnología se podría hacer pasar una figura humana por cualquier persona.

El comediante, actor de doblaje e imitador estadounidense James Meskimen lo comprobó con un par de videos en los que, con ayuda de esta tecnología, personifica con aterradora precisión a una decena de celebridades, entre ellas: Morgan Freeman, Tommy Lee Jones, Arnold Schwarzenegger, Nick Offerman, George Clooney o Robert Deniro.

En este primer video, el comediante recita un poema mientras su cara va cambiando con una verosimilitud increíble:

En el siguiente video, se muestra cómo funciona esta tecnología:

Básicamente, el programa ‘corre’ muchas imágenes de la celebridad en diferentes ángulos y a alta velocidad, de esta manera encuentra un patrón de cómo se vería el personaje, enseguida rastrea los rasgos de quien imita y reconoce los movimientos más pequeños, como el de los labios. Por esa razón, y porque el imitador interpreta las voces y los gestos,  pareciera que los personajes efectivamente dijeran en su nombre lo que dicen.

Este ejercicio que parece inofensivo no lo es. Algunos estados en Estados Unidos han empezado a incluir y crear leyes para penalizar la suplantación de identidad mediante el uso de herramientas digitales como esta. Resulta que algunas apps para este fin se han usado para extorsionar con falsos videos pornográficos, para construir falsas declaraciones, etc. Se teme que este tipo de intervenciones sean usadas en procesos electorales y políticos, lo que llevaría a las ‘fake news’ a un nivel insospechado y peligroso.