A 60 kilómetros de las costas de Cartagena, personal de la Armada, la Fuerza Aérea y la Fiscalía capturaron a 15 presuntos integrantes del Clan del Golfo que en altamar habían logrado cargar a un buque más de 1.100 kilos de cocaína. El destino final es el puerto de Amberes en Bélgica.

Con aviones de la Fuerza Aérea y lanchas de la Armada Nacional, en una operación de interdicción marítima, a 20 millas de las costas de Cartagena se incautaron 1.144 kilos de cocaína a bordo de un barco de bandera de Singapur.

La embarcación había zarpado del puerto de Cartagena rumbo a Europa y en altamar había sido cargado con la droga.

“Fue alcanzado de manera subrepticia por dos naves pequeña. La aeronave de la Fuerza Aérea con sus sensores logró detectar que desde estas lanchas se estaba embarcando personal y unas tulas al buque containero”, explicó el capitán Carlos Rodríguez Espinosa.

Desde Barranquilla, personal de Guardacostas de la Armada Nacional hizo contacto con la embarcación y capturó a los hombres que habían embarcado el alcaloide.

Los 15 capturados forman parte de la estructura de narcotraficantes utilizados para llevar la droga hasta altamar.

“Esta estructura pertenece al Clan del Golfo. Son criminales asociados a este grupo y están utilizando esta modalidad de altabordo”, añadió Rodríguez.