Autoridades españolas incautaron el segundo mayor cargamento de cocaína en la historia reciente de ese país y de toda Europa. Se trata de seis toneladas de cocaína que se encontraban ocultas en cajas de banano y que presuntamente habría salido desde Suramérica.

La operación se llevó a cabo en un puerto de Málaga, al sur de España, donde al menos 15 personas resultaron detenidas y cuyas identidades y nacionalidades se mantienen en reserva. Sin embargo, las fuerzas de seguridad españolas informaron que se prevén más de 30 arrestos relacionados con este cargamento

El alijo está avaluado en unos 360 millones de euros y aún las autoridades investigan cuál mafia podría estar detrás del cargamento.