Este derrumbe que ya se volvió constante en el kilómetro 58 de la vía Bogotá – Villavicencio y que tiene cerrada la vía desde ayer, tiene preocupados a los gremios de los Llanos. 

El sector hotelero es uno de los más perjudicados del comercio con pérdidas de 950 millones de pesos diarios. 

El Comité de Ganaderos del Meta manifestó que diariamente se dejan de enviar 1600 cabezas de ganado a la capital del país. 

Las autoridades civiles le hicieron un llamado al Gobierno nacional. 

A esta hora la vía se encuentra cerrada.